El Sol Diminuto / The Tiny Sun

El sol diminuto.

Las chispas encendían la noche, un pequeño pedazo de noche. El golpe de piedra contra metal mantenía el mismo ritmo, un ritmo de fe: uno más, uno más. Las chispas saltaban en todas direcciones y morían un instante antes del nuevo golpe. Hasta que una de ellas, diminuta se posó sobre la yesca y se quedó ahí, un sol diminuto, un pequeño meteorito que, acabando de impactar en un mundo lejano, se detenía un instante y luego comenzaba a tomar posesión de su nueva vida, encendiendo de brasas los prados secos, hasta que todo el campo estalló en una gran llama azul amarilla.

En ese momento supe que la noche de los tiempos, el gran desamparo había por fin terminado. Un pequeño Dios había llegado a vivir entre nosotros.

 

.  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .  .

 

The tiny sun.

 

Sparks lit the night, a small piece of night. The blow of stone against metal kept the same rhythm, a rhythm of faith: one more, one more. The sparks jumped in all directions and died an instant before the next strike. Until one of them, tiny, landed on the tinder and stayed there, a tiny sun, a small meteorite that, having just hit a distant world, stopped for an instant and then began to take possession of its new life, lighting the dry meadows with embers, until the whole field burst into a great blue-yellow flame.

At that moment I knew that the night of the ages, the great forlornness was finally over. A little God had come to live among us.

1 comentario en “El Sol Diminuto / The Tiny Sun”

Deja un comentario